Chad

Home Chad - DERECHOS DE LA INFANCIA

Niños de Chad

Descubriendo los derechos del niño en Chad

Chad ha ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño y la Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar del Niño, si bien es cierto que su aplicación le plantea grandes problemas. La mayor parte de la población chadiana no respeta los derechos de los niños, por lo que la felicidad de los pequeños se ha visto muy afectada.

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño:
3,06 / 10

Nivel negro: Situación muy grave.

Población : 11,2 millones
Pob. de 0 – 14 años :45,2%

Esperanza de vida: 49 años
Mortalidad en menores de 5 años:169‰

1. Situación de los niños

Principales problemas que afectan a los niños en Chad:

Pobreza
Al tratarse de un lugar de paso entre el África subsahariana y África del Norte, Chad forma parte de los países más pobres del mundo.

De esta manera, la pobreza, que afecta a una gran mayoría de los niños del país, tiene grandes repercusiones para ellos en el acceso a una alimentación sana, los recursos financieros necesarios, los servicios de salud, entre otros.

Derecho a la salud
La tasa de mortalidad de los menores de cinco años sigue suponiendo un motivo de preocupación en Chad, ya que 209 de cada 1.000 niños fallecen cada año debido a un sistema de saneamiento inadecuado, la falta de agua potable y la ausencia de servicios desalud en las zonas rurales.

También la desnutrición es inquietante. Muchos de los niños sufren importantes retrasos en el crecimiento debido a una alimentacióninadecuada.

Derecho a la educación
Las disparidades entre los chadianos han puesto en peligro el derecho a la educación de los niños. Además, con frecuencia, los padres dudan acerca de la escolarización de sus hijos, de manera que solamente un pequeño porcentaje de los pequeños de Chad se encuentran escolarizados.

Si bien es cierto que la educación en Chad es obligatoria, tan sólo una pequeña parte de los niños, especialmente los varones, continúan formándose una vez que finalizan la educación primaria. La igualdad de género y la igualdad entre las zonas rurales y urbanas del país sigue siendo un problema sin resolver.

Libertad de opinión y expresión
Normalmente, los niños de Chad tienen derecho a expresar su opinión en los procesos de adopción y divorcio. No obstante, no pueden hacerlo en el seno familiar, ya que no todas las familias consideran que éstos poseen el derecho de opinar sobre estos temas, por lo que son los padres y los representantes legales los que deciden por ellos.

Maltrato infantil
Algunos niños todavía sufren de maltratos por parte de su familia que son justificados a través de la tradición.

Los niños también sufren maltratos en el colegio, en los lugares dedetención y en las calles. Desgraciadamente, la violencia es muy común en Chad y los niños, a menudo, son víctimas de ésta.

Matrimonio de los niños
El matrimonio de las niñas sigue siendo una práctica común en Chad,, ya que la mayoría de edad se concibe desde diferentes enfoques. Desde el punto de vista legislativo, ésta se alcanza a los 21 años y la edad legal para contraer matrimonio se sitúa en los 15 para las mujeres y los 18 para los varones, aunque, en la práctica, los jóvenes contraen matrimonio a los 13, en contra de lo que defiende laConvención Internacional sobre los Derechos del Niño.

Los matrimonios de los niños repercuten de forma negativa en lasalud y la evolución de éstos, así como en el ejercicio de sus derechos. Las jóvenes, casadas a temprana edad, se ven limitadas socialmente debido al abandono de sus estudios, de manera que pueden sufrir un embarazo precoz, peligroso para ellas y para sus hijos.

Los niños en la calle
Debido a la precaria situación económica del país, cada vez son más los niños chadianos que deambulan y viven en la calle. A menudo, se burla el derecho de los niños a la sanidad, lasalud, la educación, alimentación y a la vivienda.

Además, los niños que crecen en la calle corren numerosos riesgos, tales como la explotación sexual y económica, problemas de salud, desnutrición, etc. Estos jóvenes apenas poseen oportunidades para encontrar empleo y dejar la calle debido a la falta de formación.

Trabajo de los niños
La edad mínima para trabajar en Chad es la de 14 años y a causa de la difícil situación económica que atraviesan algunas familias numerosas, los padres obligan a trabajar a sus hijos.

Estos niños crecen sin estudios y en condiciones precarias: largas jornadas de trabajo, salario insuficiente, falta de alimento, etc. Por otro lado, incurren en los riesgos de la prostitución, la discriminación, losmaltratos, etc.

El niño soldado
En el este del país los grupos y las fuerzas armadas utilizan niños a diario, especialmente a los varones. Estos niños soldados son reclutados para combatir o son asociados a los grupos de oposición de Chad o de Sudán o bien, reclutados en el ejército chadiano y se ven obligados a combatir o se comprometen a hacerlo para vengar la muerte de algún familiar. Algunos de ellos ven en el ejército una alternativa a la pobreza.

Aunque el reclutamiento de los niños soldado está condenado por laConvención Internacional sobre de los Derechos del Niño, Chad continúa incorporándolos a los conflictos armados. La desmovilización y la reinserción de estos niños en la sociedad resultan muy complicadas debido a la falta de compromiso por parte del gobierno, la insuficiencia de medios y la persistencia de los problemas.

Justicia para los menores
En Chad, la privación de la libertad puede comenzar desde el principio de la investigación policial. No obstante, en la mayoría de los casos, los pequeños que cometen alguna infracción son confiados a sus padres.

Sin embargo, si los padres no se encuentran presentes, los jóvenes quedan retenidos en una prisión para adultos, puesto que no existen locales adecuados para albergar a los menores.

Explotación infantil
El fenómeno de los niños pastores persiste: los jóvenes que viven en zonas rurales, especialmente niños chadianos, son reclutados por los ganaderos adinerados árabes para cuidar sus rebaños.

Los niños pastores que se dedican a esta profesión incurren en diferentes riesgos: pérdida de la identidad, falta de formación, enfermedades, etc. En consecuencia, las organizaciones internacionales y las ONG perciben esta práctica como una nueva forma de esclavitud y estas últimas la condenan notablemente.

Categoría: / Tags:

— Actualizado: 12 mayo, 2018 — Visitas totales: 73,318 — Últimas 24 horas: 144 — Conectados: 1