Tanzania

Home Tanzania - DERECHOS DE LA INFANCIA

Niños de Tanzania

Descubriendo los Derechos del Niño en Tanzania

Tanzania es un país pobre que, a pesar de haber realizado múltiples esfuerzos para erradicar la discriminación y, en especial, la discriminación contra los jóvenes discapacitados, es discapacitados, Convención Internacional de los Derechos del Niño.

redÍndice de Cumplimiento de los Derechos del Niño:
5,56 /10
Nivel rojo: Situación difícil

Población : 48,3 millones
Pob. de 0 à 14 años :45%

Esperanza de vida: 61 años
Mortalidad en menores de 5 años:68‰

1. Situación de los niños

Principales problemas que afectan a los niños en Tanzania

Pobreza

A pesar de contar con importantes recursos naturales y un flujo considerable de turistas, la situación económica de Tanzania no es halagadora. Gran parte de la población vive en condiciones de pobreza extrema, principalmente la población que habita en áreas rurales.

La pobreza impacta de manera negativa en las condiciones de vida de los jóvenes tanzanos y, en particular, en suderecho a la alimentación. Un número considerable de ellos sufre malnutrición y más del 70 por ciento padece algún grado de anemia severa.

Educación

En la capital, Zanzíbar, la educación es obligatoria durante los diez primeros años de escolarización, seis años de educación primaria y cuatro años de educación secundaria. No obstante, no existen medidas legales que garanticen que ello se cumpla. Los niños de las áreas rurales se encuentran con muchas dificultades para ir a la escuela porque los medios de transporte son a veces inexistentes y, además, no cuentan con ayudas para pagar el desplazamiento.

Además, el coste de la educación, como los uniformes y las matrículas, privan a los niños más pobres de acceder a ella y redundan en mayores tasas de absentismo y abandono escolar. Para lograr una educación de calidad, también resulta insuficiente las infraestructuras con que cuentan actualmente.
Todos estos factores llevan a la contínua disminución del número de niños inscritos en primaria en 1980, equivalente al 90 por ciento, respecto al 77,8 por ciento registrado en 2006.

A ello le sumamos que el 20 por ciento de los niños de entre 10 y 14 años no asiste a la escuela y muchos de ellos terminan trabajando.

Salud

A pesar de los grandes esfuerzos que ha hecho el gobierno para mejorar el acceso a la salud, la calidad y la disponibilidad de losservicios sanitarios continúa siendo un problema, principalmente debido a la escasez de recursos humanos y de infraestructuras.
Al menos, 250.000 niños mueren cada año por enfermedades menores debido a las bajas defensas que la malnutrición provoca en su sistema inmunológico y por la lejanía de los centros de atención médica.

En consecuencia, la tasa de mortalidad infantil es muy alta, especialmente entre los más jóvenes, ya que los neonatos representan el 29 por ciento de las muertes de niños de entre 0 y 5 años de edad. Las principales causas de muerte son, en orden descendente, la malaria, la anemia, la neumonía, las enfermedades prenatales, la diarrea y el VIH/SIDA.

De otra parte, la calidad de los servicios de salud sigue siendo un problema debido a varios factores, principalmente pr la escasez de recursos humanos y la inapropiada infraestructura sanitaria.

A esto se suma el hecho de que el VIH/SIDA ha dejado un gran número de huérfanos. Así, en 2008, casi el 11 por cien de niños menores de 18 años, es decir 1,3 millones de niños, había perdido al menos a uno de sus padres. La situación económica de las familias se hace entonces más difícil y las responsabilidades son mayores respecto a los sobrevivientes, especialmente para los niños.

Abuso

A pesar de los esfuerzos del país para combatir el abuso de menores, las campañas de difusión de este problema y su prevención son todavía insuficientes. Muchos de estos niños, víctimas de abusos, se enfrentan a situaciones de violencia psicológica, física y sexual que con frecuencia se presentan en sus propias comunidades, escuelas y hogares.

Los resultados de investigaciones sobre abusos a menores revelaron 307 casos en 2009. De ellos, el 29 por ciento se relacionaron con abusos sexuales, el 26 por ciento, con violencia y abusos físicos; el 32 por ciento, con abandonon familiar, y el 13 por ciento, con abusos psicológicos De esta estadística, hay que destacar que las jóvenes son particularmente vulnerables debido a la discriminación en contra de la mujer y a un mayor riesgo deabuso sexual.

Asimismo, la investigación reveló que se utilizaban prácticas decastigo corporal en alrededor de 50 escuelas. Los causantes de estos actos violentos, que ignoraban las directrices del Ministerio deeducación contrarias a estas prácticas, ocasionaron traumas en los alumnos hasta el punto de provocar que abandonaran la escuela.

No obstante, el castigo corporal se encuentra todavía permitido por una ley de 1930 y es el tipo de castigo más común que los tribunales imponen a los menores de 18 años por casi cualquier tipo de delito, dado que esta sanción es considerada fácil de aplicar y no requiere de ningún régimen de custodia. En este sentido, un menor de 16 años puede recibir hasta 12 golpes dados con una vara, y 24, si tiene más de 16 años.

Mutilación genital femenina

Muchas niñas son víctimas de la mutilación genital en Tanzania.
La tradición dicta que las mujeres sean circuncidadas y, por ello, el 28 por ciento de las jóvenes son víctimas de esta práctica desde que cumplen un año de edad.

La circuncisión suele realizarse bajo terribles condiciones de higiene que pueden generar infecciones. Esta barbarie, además, puede causar traumas psicológicos hasta la edad adulta que nunca han sido tratados ni exist un protocolo sanitario que ayude a estas mujeres víctimas de la ablación a superarlo.

Matrimonio infantil

En Tanzania existe otra serie de prácticas tradicionales nocivas para la infancia, como son los matrimonios precoces y los matrimonios forzados.
Aunque los matrimonios infantiles han disminuido considerablemente en los últimos años, muchas niñas aún son forzadas a casarse, a veces incluso a edades tan tempranas como los 12 años.

Estos matrimonios tienen serias implicaciones para las niñas, que no entienden la importancia de semejante compromiso y las obligaciones que supone. Además, algunas son violadas y son objetos de todo tipo de abusos frecuentemente por parte de sus esposos mayores con la anuencia y complicidad de sus familias.

Niños de la calle

Se estima que entre 3.000 y 5.000 niños viven en la calle. en Dar el Salam, la ciudad más poblada de Tanzania. Al ser la ciudad más importante del país, los niños acuden allí con la esperanza de escapar de la miseria y la violencia de las áreas rurales. Este fenómeno ha ido constantemente en aumento debido a la rápida urbanización de las zonas del país.

Los niños viven en las calles y, aunque sus edades oscilan entre los 5 y los 18 años, la mayoría de ellos -de los que el 80 por ciento son varones- tienen entre 7 y 14 años. A ello se añade su doble vulnerabilidad, al tratarse en general de hijos ilegítimos o que vienen de familias desintegradas. Otros factores que alimentan este fenómeno son la violencia intrafamiliar, la pobreza, la descomposición de los valores familiares, el alcoholismo y, más recientemente, elVIH/SIDA.

La ciudad representa de por sí muchos peligros para los niños, que son particularmente vulnerables a la prostitución y a los abusos sexuales y en consecuencia, al VIH/SIDA.
Para completar este fenómeno de peligrosidad, estos menores suelen ser presa fácil de las redes de trata de niños.

Trabajo infantil

De acuerdo con las leyes laborales de Tanzania, está prohibido emplear a niños menores de 14 años para trabajos ligeros, así como a menores de 18 años para trabajos peligrosos.

Sin embargo, en la capital, Zanzíbar, la posibilidad de ganar dinero fácil empuja a las familias a enviar a trabajar a sus hijos, menores de 14 años en su mayoría, en lugar de enviarlos a la escuela. De otro lado, otras familias prefieren que sus hijos trabajen en casa o en la granja familiar.

En las áreas urbanas, la mayor parte de estos menores trabjaja sirviendo té o vendiendo bocadillos, mientras que otros son empleados en la industria de la hostelería y el turismo. En las áreas rurales, los niños trabajan en condiciones más difíciles en plantaciones de clavo, en granjas de algas o en las minas. Así, en los pueblos de áreas mineras, la tasa de abandono de la escuela es muy alta, de entre el 30 y el 40 por ciento.

Derecho a la identidad

El registro de nacimientos es obligatorio para los niños nacidos en Tanzania, independientemente de que sean ciudadanos nacionales, no nacionales o refugiados. Pero, a pesar de ello, sólo el 19 por ciento de los nacimientos son registrados y se presenta una gran disparidad entre las áreas urbanas y las rurales.
Aún hoy, sólo el 7 por ciento de los niños tiene un certificado de nacimiento, debido a la falta de conciencia pública acerca de la importancia del registro de nacidos y del proceso a seguir para obtener el certificado de nacimiento.

Además, su elevado coste desincentiva este trámite al incluir, entre otras cosas, una multa por inscripción tardía, una tasa de 3,5 dólares por el certificado de nacimiento y el coste del viaje.

Justicia para menores

Entre 2008 y 2009, 2.692 niños menores de 16 años pasaron por centros de detención la mayoría, acusados de atraco y robo. Más de la mitad de estos menores fueron encerrados con adultos, a pesar de que las leyes de responsabilidad del menor exigen celdas separadas.

Estos centros de detención no están adaptados para niños y se enfrentan con muchos problemas: como unas instalaciones en mal estado, la falta de calidad del agua, la escasa la higiene y unas celdas abarrotadas.

Categoría: / Tags:

— Actualizado: 27 octubre, 2020 — Visitas totales: 12 — Últimas 24 horas: 0 — Conectados: 0