Uganda

Home Uganda - DERECHOS DE LA INFANCIA

Niños de Uganda

Descubriendo los Derechos del Niño en Uganda

Guerra, hambruna, VIH… Uganda todavía no ha visto el fin de estos problemas que han tenido graves consecuencias para los niños. Los derechos de los niños siguen siendo el objetivo de una lucha constante.

Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño:
4,39 / 10

Nivel negro: Situación muy grave.

Población : 34,7 millones
Pob. de 0 a 14 años : 49 %

Esperanza de vida: 54 años
Mortalidad en menores de 5 años: 90 ‰

1. Situación de los niños

Principales problemas que afectan a los niños en Uganda:

Pobreza
En Uganda, más de un tercio de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Los niños son las principales víctimas de la mala situación económica del país. Muchas familias, al no poder garantizar el bienestar de sus hijos e hijas, los envían a las ciudades con la esperanza de que tengan una mayor calidad de vida. Sin embargo, muchos acaban viviendo en la calle.

La pobreza, a su vez, desencadena otros problemas de violación de los derechos del niño; por ejemplo el acceso a la educación es un privilegio al que sólo pueden acceder los niños de familias con un alto poder adquisitivo.

Salud
En Uganda, la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años es alarmantemente elevada y la esperanza de vida al nacer muy baja.

La pobreza, la falta de infraestructuras y personal no cualificado son las principales barreras para asegurar niños sanos. Las enfermedades virales son muy infecciosas y se transmiten con facilidad debido a la falta de higiene y a las insalubres condiciones de vida. El cólera, por ejemplo, es una de las principales enfermedades que afecta a los jóvenes ugandeses. El uso de agua sucia en las tareas domésticas provoca la infección de muchos niños por esta particular enfermedad que puede acabar con sus vidas.

El VIH está igualmente extendido por todo el país. En los últimos años se han hecho grandes progresos en la prevención del VIH, sin embargo, la transmisión del virus sigue siendo alta. Todavía hoy muchos niños se quedan huérfanos por el fallecimiento de sus progenitores infectados por este virus.

Derecho a la alimentación
La zona noreste del país es muy árida, la tierra no es productiva para la agricultura. Allí la falta de alimentos es un problema constante y en consecuencia la hambruna se agrava en esta región. En 2010, alrededor del 40% de niños menores de 5 años sufrían deficiencias alimenticias.

La malnutrición en niños tiene graves consecuencias para su salud. Algunos mueren y otros muestran deficiencias que pueden derivar en cualquier tipo de enfermedad. La falta de alimentos puede acarrear problemas para la salud que perduren toda la vida.

Matrimonio infantil
La práctica del matrimonio infantil está muy extendida en Uganda. Se estima que el número de niñas jóvenes que se casa antes de los 18 sobrepasa el 46%. Las consecuencias de esto son graves, especialmente para niñas muy jóvenes (12-13 años es la media de edad en algunos pueblos).

Derecho a la Educación
Casi uno de cada cinco niños en Uganda es analfabeto. El problema se agrava entre niñas que habitan las zonas rurales.

Muchos niños en edad escolar no pueden terminar su educación: los costes de la escuela suplementaria disuaden a muchos padres de enviar a sus hijos al colegio, quienes se incorporan al mundo laboral para contribuir a la economía familiar.

Niños Soldado
Los niños han tenido un papel fundamental en los conflictos que han surgido _ en Uganda. De hecho, fueron reclutados por grupos armados que los secuestraron a edad temprana y vivieron bajo condiciones atroces.

Las niñas jóvenes eran violadas y posteriormente secuestradas de sus hogares. Una vez en manos de estas facciones armadas eran obligadas a prostituirse y eran constantemente maltratadas por sus captores.

Muchos niños jóvenes se convirtieron en miembros activos de estosgrupos armados. Bajo órdenes de sus comandantes asesinaban y masacraban a familias enteras. Los actos violentos de los que fueron testigos, los que han cometido y a los que fueron sujetos durante su niñez tienen efectos a largo plazo en su salud mental y física. La imagen de esos actos permanecerá con ellos para siempre y su personalidad no volverá a ser nunca la misma.

Reintegrar a estos niños en la sociedad civil es complicado, ya que sólo han conocido la violencia y la crueldad durante muchos años y es difícil recuperar una vida normal. Se han establecido algunos centros para ayudarles, pero es muy complicado integrarlos.

Niños callejeros
Muchos niños ugandeses son obligados a vivir en las calles. Se ven obligados a emigrar ya sea porque sus padres han fallecido o debido a la sequía y miseria de la región en la que viven. Al menos 10,000 niños viven en las calles en Uganda, particularmente en la capital de Kampala, donde afrontan condiciones deplorables y luchan constantemente por sobrevivir.

La supervivencia es muy difícil. Mendigar es muchas veces su única opción, a pesar del peligro que implica esta actividad y que a menudo son atacados violentamente cuando piden dinero a los transeúntes.

Además, los niños que viven en las calles también están a merced de los traficantes de esclavos quienes, a pesar de prometerles una mejor vida, se aprovechan de ellos. Estos niños se convierten rápidamente en víctimas de actos crueles.

Violencia hacia los niños
En Uganda, la violencia hacia mujeres y niños está muy extendida, y a menudo ocurre en el núcleo familiar. Sin embargo, aquellos que ejercen la violencia raramente son llevados ante la justicia. Se han presentado numerosas propuestas legislativas para erradicar el abuso infantil, pero la situación está lejos de ser satisfactoria.

La protección infantil debe ser incontestablemente reforzada, ya que las consecuencias físicas y psicológicas del abuso infantil son de por vida.

Trabajo infantil
En Uganda, el trabajo es una realidad diaria para alrededor de un 36% de niños entre 5 y 14 años, quienes son obligados a encontrar una actividad que mejore los recursos financieros de sus familias o, si son huérfanos, que les permita sobrevivir.

Algunos niños dejan su tierra natal y se convierten en trabajadores en sectores agrícolas de países vecinos. El tráfico infantil está igualmente presente a lo largo del territorio. Los niños son explotadosa través de muchas formas; algunos se convierten en peones de proxenetas, mientras otros acaban en el tráfico de drogas. Uganda es, desgraciadamente, una de las principales fuentes y destinos del tráfico infantil.

Los niños sin hogar que evitan caer en las garras de los traficantes no tienen más opción que mendigar, y las condiciones de su existencia son totalmente deplorables.

Derecho a una identidad
La situación en Uganda es alarmante, ya que sólo se informa oficialmente a las autoridades públicas de 1 de cada 5 nacimientos. Este desconcertante bajo porcentaje es el resultado principal de la falta de acceso a los servicios de registro. El coste es también un factor importante, ya que en la práctica las tasas de esta formalidad son bastante elevadas, a pesar de los esfuerzos del país para mejorar la situación.

Muchos niños no tienen ni una identidad oficial ni nacionalidad, lo que por su parte conlleva dificultades para el individuo en cuestión: al no existir técnicamente ante la ley no podrá disfrutar de sus derechos.

Libertad de expresión y opinión
En Uganda, a menudo hablar de más le puede costar muy caro a uno. La diversidad de opiniones no siempre es bienvenida y puede ser arriesgado manifestar según qué comentarios en público.

El uso de la fuerza es común; en general, las manifestaciones son violentamente reprimidas, y como resultado la seguridad personal de los individuos se ve limitada considerablemente. A menudo es un individuo imparcial el que se encuentra en el lugar equivocado en el momento equivocado y acaba pagando el precio. Por ejemplo, podemos ver como de forma regular en estas manifestaciones hay niños que resultan heridos.

La situación para homosexuales, bisexuales o transexuales es igualmente peligrosa. Son perseguidos violentamente y su libertad de expresión se ve totalmente violada. La homosexualidad es considerada un crimen en Uganda y puede ser castigada con sentencias de prisión extremadamente duras. Los derechos de los adolescentes están totalmente obsoletos y a menudo estos no encuentran la forma de hacerse oír y respetar.

Categoría: / Tags:

— Actualizado: 21 noviembre, 2020 — Visitas totales: 12 — Últimas 24 horas: 0 — Conectados: 0